Consulta Ginecológica: ¿Cuándo acudir a ella?

Toda mujer a partir de cierta edad, y ésta va en función de cada persona, debe empezar a visitar a su ginecólogo para que éste efectúe las revisiones pertinentes. La consulta ginecológica, sobre todo en las primeras visitas, puede  resultar incómodo e incluso hay quien se asusta por temor a que le vaya a suponer una experiencia traumática o dolorosa.

En primer lugar, a esas mujeres que empiezan a visitar a su ginecólogo, es importante tranquilizarlas. En este sentido, las personas próximas como lo puedan ser familiares o amigos deben encargarse de romper tabús y apaciguar esos falsos temores. Pero no solo es importante esa comunicación próxima entre allegados para las primerizas.

Cada mujer es distinta, por lo que sus temores, sus vergüenzas, sus diferencias y sus actitudes ante la vida serán siempre únicos. Pero al final, las personas nos movemos entre círculos cercanos y de confianza. La proximidad y la recomendación de alguien en quien confiamos es clave para procesos de compra, para crear prejuicios e incluso para algo tan particular como lo pueda ser la consulta ginecológica.

Por eso decimos siempre en Clínica el Mar que no hagas nunca nada a menos que no estés totalmente segura. En nuestro sector, la cercanía, el buen trato, la amabilidad, el tacto y la confianza son elementos intrínsecos en nuestro día a día. Porque no tendría sentido dedicarse a lo que nos dedicamos si nuestro objetivo no fuese otro que ayudar a nuestros pacientes.

 

Consulta-ginecologo

 

Si pasas consulta ginecológica en la Clínica el Mar te realizaremos un historial clínico totalmente personalizado. Para ello, solemos realizar exámenes pélvicos y abdominales, así como una citología para cerciorarnos de si existen verdaderamente células anormales en el cérvix, además de  asegurarnos de que no existe ningún tipo de infección. De ser necesario, nuestro equipo de ginecólogos también puede recurrir a ecografías en el caso de necesitar asegurarse acerca del estado de los ovarios y el útero.

Por otro lado, también se da el caso en muchas ocasiones que la consulta viene motivada por la duda acerca de si existe un embarazo o no. Si se encuentra en esta situación nuestro equipo le realizará un test para tratar de resolver la incógnita. Cabe destacar que éste lo efectuamos en sangre, dado que es mucho más seguro que en orina y los resultados están garantizados.

Ten en cuenta que tu ginecólogo está para ayudarte. Por lo que no te debe dar vergüenza contarle qué te curre en ninguno de los casos. Solo él sabe cómo solventar tus problemas y cómo aclarar las dudas que puedas tener.

¿Cada cuánto tiempo debo pasar por la consulta ginecológica?

 

Es la pregunta del millón. Como mencionábamos anteriormente, cada mujer es única y, por tanto, distinta. El tiempo que transcurra entre visita y visita al ginecólogo vendrá dado en función a los factores de riesgo que pueda tener cada paciente.

No obstante, sí nos aventuramos a recomendar que al menos una revisión al año es necesaria para tener un seguimiento anual adecuado.

Si, por el contrario, encuentras alguna anomalía y sientes que algo no va bien y no te encuentras como siempre, acude inmediatamente a tu ginecólogo. Recomendamos que nunca olvides realizarte todo tipo de exploraciones para aseverar que todo sigue en orden.

Consultas-ginegologica-en-valencia

Tu ginecólogo en Clínica el Mar

 

¿Quieres cambiar de ginecólogo? ¿Buscas un servicio atento, cercano y totalmente personalizado? En Clínica el Mar reunimos todos estos atributos. Además, a éstos le sumamos la profesionalidad y experiencia de nuestro quipo de profesionales. Les avala una larga carrera y la capacidad de hacer frente a cualquier tipo de situación con la máxima solvencia.

Además, contamos con unas instalaciones punteras con los mejores equipamientos médicos a tu disposición. Cuidamos cada detalle intentando hacerte sentir lo más cómoda posible para que tu experiencia con nosotros sea lo más reconfortante posible.

Así que no lo dudes, tu consulta ginecológica con Clínica el Mar. Llámanos.